Qué decir a un amigo o familiar después de una pérdida.

apoyoamigo

Si tu amigo o familiar ha perdido a un ser querido, lo más probable es que verdaderamente quieras ayudarlo y apoyarlo. Sin embargo, las palabras pueden fallar en estos momentos, y solo se atine a decir cualquier cosa que se tiende a considerar incorrecto, tener temor de decir algo que pueda incomodar siempre está presente. Es por eso que algunas personas optan por simplemente no hacer o decir nada, lo que sin duda es una posibilidad, pero por desgracia no suele ser la mejor opción.

Por supuesto, no existe una forma correcta o única de apoyar a tu familiar o amigo; sin embargo, existen algunas consideraciones que se pueden tener que ayudarán a realmente ser útil.

1.- No es tu duelo, este pertenece al deudo.

El duelo y dolor pertenece únicamente a la persona que ha perdido y está pasando por eso. Tu papel será solo de apoyo, no tienes protagonismo. En estos momentos no es bueno dar consejos o sugerencias, y menos si no se han pedido. Puede que tu harías las cosas de manera diferente de ser quien ha perdido a un ser querido, pero no se trata de eso. Acompaña a tu amigo, de eso se trata.

2.- Es bueno permanecer presente y cerca del amigo o familiar.

Lo mejor es no hablar sobre el futuro o el pasado de la vida de tu amigo o familiar, ya que ni se puede saber el futuro y hablar sobre lo bueno del pasado no hará mejorar el dolor de la persona. Mejor permanece cerca de tu amigo, aún cuando este esté lleno de dolor, eso es dar apoyo y resulta consolador. No intentes decirle que el difunto está en un lugar mejor, o alguna declaración general, como: ya había hecho todo lo vino a hacer en este mundo. Lo mejor será solo quedarse con lo que está ocurriendo: La pérdida causa un tremendo dolor a tu amigo o familiar, lo quieres y estás ahí para él.

apoyofamiliar

3.- No preguntes su necesita ayuda, anticípate a ello.

El amigo o familiar en duelo, no tendrá las energías suficientes para llamar a alguien y pedir ayuda, así como para identificar alguna de sus necesidades. Por eso, anticípate, no le pidas que te llame si necesita algo, mejor háblale tu, y di la hora y el día en que estarás en su casa para realizar tal tarea o ayudarle en tal cosa. De lo contrario, es seguro que el doliente no te llame, no porque no necesite tu ayuda, sino porque no tiene cabeza para ello.

4.- Recuerda que esto no se trata de ti.

Estar al lado de alguien que pasa por el dolor de una pérdida no es nada fácil. No solo porque presenciarás estrés, ira, miedo, culpa, etc. También tus sentimientos pueden ser heridos, puedes sentirte ignorado y posiblemente no apreciado. Sin duda, el amigo o familiar en dolor no podrá aportar lo mismo en la relación de amistad. No te lo tomes  personal, y sobre todo no hacer a un lado a tu amigo en duelo. Es importante que la persona que está apoyando al doliente, también tenga cuente con apoyo de sus amigos.

5.- No trates de arreglar lo que no se puede.

No se debe tratar de quitar el dolor del amigo o familiar, simplemente el dolor no se puede quitar, este pasará cuando tenga que pasar. Para el doliente contar con alguien que simplemente este ahí, pero sin autoimponerse la tarea de curar su dolor, será lo mejor que le puede pasar.

Finalmente, demuestra tu amor a tu amigo o familiar, hazte presente, di palabras consoladoras, haz algo por él. Ármate de coraje para estar dispuesto a permanecer al lado de un amigo que está lleno de dolor. No te alejes, sobre todo escúchalo. Sé un amigo para esa persona que ha perdido a un ser amado, y hazlo con amor.

Por favor, dejanos tus comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here